CALIZA Y ARENISCA CREMA
Con sus etéreos tonos dorados, las piedras caliza y arenisca crema parecen estar recibiendo eternamente el caluroso abrazo del sol.
Quizá la calidez de sus tonalidades sea la razón por la que la caliza y arenisca crema se utilizan para revestir fachadas. Sus colores ocres y anaranjados recuerdan a los de la puesta de sol, y nos trasladan, en un viaje imaginario, a las orillas del Mediterráneo, las arenas del Sáhara, los cañones de Arizona…
CREMA
MOKA